Sucedió así! – Experiencia

Hola a todos, en esta ocasión les quiero compartir una historia de Satisfacción que nos hizo llegar Regina Elizabeth Ojeda Escalante.

Es una maravillosa historia en la que la Experiencia brindada a su Cliente, en este caso un niño de pocos recursos, es más que espectacular.

Les comparto el texto que me hizo llegar:

SIEMPRE LO QUE PASA ES LO MEJOR

GRACIAS CRUZ ROJA

Hola: quiero compartir una anécdota que se me hace tan bonita..que no me quiero quedar con ella porque seria muy egoísta de mi parte …

Sucede que nos invitan a la presentación de un libro en el teatro de la universidad y terminando, los compadres nos invitan a cenar enfrente. Sucede que estando allá conversando,  se acerca un niño y pregunta: le boleo sus zapatos? Se voltea mi esposo y le contesta no gracias pero veo que el niño tiene muletas y la piernita encogida, ohoh¡¡ Le digo: oye flaco dale aunque sea 10 pesos se ve que lo necesita y no esta pidiendo caridad, esta tratando de trabajar. Entonces mi compadre le grita: Oye chavo, ven boléame los zapatos por favor. Se sienta el niño y  dice mi comadre que el compadre y yo parecíamos de la DEA  o  INTERPOOL jajaja,  le averiguamos su vida…

-Como te llamas?    XXXX

-De donde vienes?  De XXXX

-Donde vives?,  En XXXXXXX,

– Cuantos años tienes? Once,

-Como llegaste aquí? Me trajo un primo,

– Que te paso en la pierna? Me caí de un árbol, así por el estilo. En eso se acerca otro niño, se ponen a hablar raro.

– Le pregunto, lo conoces? Es mi primo,  el otro niño vendía dulces, cigarros, etc.  Entonces el compadre compra chicles y nos regala a los tres, cuanto es? 17 pesos, termina el bolerito  y le da un billete de 100 pesos y le dice,: dale a tu primo 30 y te quedas con el cambio. La cara de  los niños fue de felicidad.

Cuando se retiran le digo a los tres,  así como ven,  a estos niños son candidatos a vivir conmigo en el CAIMEDE,

-Si? Porque pregunta mi comadre

– Porque son menores de edad, están trabajando, es tarde eran mas de las once de la noche, si los ven los policías, los  canalizan a procuraduría del menor y nos los envían,  eso fue un jueves. Sucede que el martes los niños ya estaban con nosotros.

Que me acerco y le digo: hola, te acuerdas de mi? Me contesta no,

-Uf! que frustración, y yo que me creía inolvidable… jejeje

– Oye el jueves le limpiaste los zapatos a un señor que te dio cien pesos para ti y tu primo en el teatro Peón Contreras.

– Ahahah! si ya se.

– Lo que necesites aquí estoy avísame.

Comiendo el domingo con mis compadres les digo:  lo que les dije, el niño ya esta con nosotros. Y me dice el compadre: comadre lo que tengan que hacer por el niño cuenta con mi apoyo.

Yo sorprendida pregunto

–  Es en serio? Me volteo  a su esposa  y pregunto

–  esta hablando en serio? Es cierto lo que dice?

–  Si claro,  si el lo ofrece,  es cierto…

Pasan unos días y le pido autorización a la Directora, para canalizar al niño al hospital de Ortopedia de la Cruz Roja, ya que yo conozco, trabajo para ella, y se que los mejores médicos de Merida están allá, me dice que si,  pero que  no contamos con medios económicos, entonces le pido al director de esa institución que si lo puede atender pero no contamos con medios, ya saben toda esa historia. El doctor tan amable me dice no hay ni un problema,  con mucho gusto lo atendemos,  me autoriza la directora y empieza a ir a sus citas medicas, y le toman especial interés por el tipo de fractura. Resulta que el niño fue maltratado varias veces y nunca se le atendió, tiene muchas fracturas en la pierna,  pero el no refiere nada,  dice que no se acuerda, por lo que el doctor me sugiere especial atención en el aspecto psicológico, que  por supuesto aquí se le dio y se le preparó  porque fue canalizado para cirugía, en primera instancia se pensó en la amputación de la pierna para  ponerle prótesis, luego solo operar la pierna para dejarlo en forma estética, y luego me habla para decirme que su caso lo enviaría a Estados Unidos para que lo chequen unos médicos y den su opinión.

Cual  fue mi sorpresa que me habla y me dice el Doctor: Vienen los médicos a operar a Merida y el niño XXX esta contemplado, y yo pregunto

– Y va a quedar bien?, Solo como estética?, Su pierna va a estar corta?

El doctor responde: tranquila, va a quedar bien su pierna no debe quedar corta, tres meses va a tener un aparato que se le pondrá en calidad de préstamo (luego me entere que cuesta como $45,000.00 dicho aparato )  se va corrigiendo poco a poco, y se le retira.

Solo tenemos que pagar $ 3, 500.00 para anestesia. Esta operación se realizará en STAR MEDICA.

Cuando fui a pedir el dinero a mis compadres fue tanta la emoción que nos pusimos a llorar porque nunca pensamos que de una salida a cenar pudiéramos cambiarle la vida a una criatura  180 grados. Nos sentimos tan pero tan felices que creo  esto puede  servir para que nuestros hermanos se enteren,  que en este centro,   no solo les damos techo y comida sino que los niños Caimede son nuestros hijos y como tales los cuidamos les damos amor  y procuramos lo mejor para ellos. Me siento tan responsable,  como cuando han operado a cualquiera de mis verdaderos hijos. Espero no haberles cansado y disfruten conmigo de esta felicidad.

Bueno, pues ya teniendo el dinero, el pase para recepción en Star Medica, nos damos a la tarea de dar lo mejor de nosotras, y muy puntual llego al hospital. Llega la Lic.Tessy, y esperamos a XXXX. Llega con Fátima, su niñera estrella que dicho sea de paso que linda mujer, cariñosa, buena y el niño la adora, nos dicen que paguemos la anestesia, que seriamos los quintos en pasar a cirugía, se va Tessy a las 9 a.m. nos quedamos Fátima y yo. Se durmió XXXX. Todo esto en sala de recepción, a la una de la tarde, llaman a XXXX como el tercer turno, brincamos a dos ( pensé yo..)  Pasamos lo cambie con una bata, y me dicen acompáñenos.

Llegamos a área de quirófano, me dan ropa para cambiarme, me pongo todo, y se acercan cinco médicos americanos a valorar al niño, con un malvado aparato que asusta. Con mucho cuidado lo medían una  otra y otra vez, le cambian una pieza grande, lo vuelven a medir, vienen me hacen preguntas, más y más  preguntas, no entienden que  el niño no sabe cuando nació, solo sabe que tiene once años,  resulta que  me dicen vamos a esterilizar el extensor y lo pasamos ya a cirugía , vamos a hacer una cirugía más,  mientras se esteriliza,

Ok, muchas gracias, me gana el llanto y suena mi celular, era la Directora.

– Regina, se quieren llevar a XXXX a su casa ahorita…

– Como? No no me hagan esto, imposible…

– Ya entro a quirófano?

–  No pero ya estamos en esa área

– Ok, voy a ver que puedo hacer

Yo desesperada, le pregunto a la enfermera: no lo pueden pasar ya?

– El sigue, nada mas que termine el autoclave y pasa

Para todo esto conversando y conversando  con XXXX me cuenta que el ya había soñado con que ya lo habían operado y que estaba parado y sin muleta,

– Bueno hijo pues ya falta poco

HUYYYYY que vuelve a sonar mi cel, salgo y Tessy:

– Regina, se van a llevar a XXXX y quieren hablar con el doctor. Te van a ir a ver al hospital

Por poco me muero……

– No, no me hagan esto. Bueno siempre lo que pasa es lo mejor, si no quiere Dios ni modo

Salí como a las cinco a tomar un refresco, no desayunamos ni almorzamos. Entonces entró Fátima un rato a acompañarlo. Suena otra vez mi cel…

– Sra. Regina?

– Si, en que puedo servirle?

– Somos de la Procuraduría del menor del Estado de XXXXX. Por poco muero del susto. Mi voz cambió, mis piernas temblaron y me invadió un coraje nada sano que ni yo entendía. Puede bajar a hablar con nosotros?

– Si claro, ya voy

Bajo y eran: SEIS. (Por poco y traen a todo el pueblo)

Mi mente, ya saben: Y ahora que hago? Bueno, pues presentarme. Si, yo soy Regina en que puedo servirles? Y Dios puso en mis labios justo lo que debía de decir ( pienso yo)

– Venimos por Mario

– Esta en quirófano, la cirugía va a tardar, (tremenda mentira)

– Podríamos  hablar con el Dr.?

– Buenos pues  la cirugía va a tardar, no se si puedan esperar?

Les narre todo lo que ya habíamos tramitado

No les hago el cuento largo pero terminaron tan pero tan contentos que hasta me invitaron a comer un sándwich. Nos tomamos fotos, porque no les he dicho, pero las damas venían con su traje de falda de borrego negro, sus blusas preciosas en fin agradecidísimos, decían:  lo que ustedes hicieron por el,  no lo hubieran podido hacer en el Estado.

Quiero que sepan que XXXX salio muy, muy, muy adolorido y lo que quiere es conocer a sus padrinos. Está tremendamente agradecido, y no quiere regresar.

Se dan cuenta de que : como se escapa XXXX de su casa, llega a mi vida, lo conozco en la calle, me lo encuentro en mi trabajo, pertenezco a cruz roja, llegan los Drs. Americanos, todo se dio tan fácil. Verdad que siempre lo que pasa es lo mejor? No hay mal que por bien no venga………

Gracias por compartir esta vivencia.

Les quiero mucho, Regina.

1 comentario
  1. Xavier González Alonso
    Xavier González Alonso Dice:

    Este alentador relato hace clara referencia a la conexión, a veces imperceptible, de todo lo que hacemos. El último párrafo menciona eventos que podrían parecer desconectados… La realidad de nuestra gente, el trabajo altruista, la capacidad de comprometerse, la voluntad de compartir experiencias, el poner un foro para facilitar esta comunicación, el interés en participar… En fin pedacitos de la vida de diferentes personas son puntos que se pueden unir… “connect the dots” dicen en inglés…

    En realidad, hay un hilo conductor que une todos esos puntos y es, como lo propone tuNetScore la voluntad de hacer un mundo mejor, basado en el servicio bien hecho, en buscar conscientemente la satisfacción de los demás, de llevar las acciones hasta sus últimas consecuencias, de ponerle intensidad y amor a la vida. Puede verse que la unión de todos esos puntos no es casualidad sino causalidad.

    Lo único que me atrevo a cuestionar, es que “siempre lo que pasa es lo mejor”… en realidad, depende de la naturaleza e intención del hilo conductor que une los puntos… Pero bueno, en este caso, sí fue lo mejor… Saludes desde la tierra de las faldas de borrego negro…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *