Salud Mental en México

Hace unos días, mientras navegaba en interntet, encontré una nota que hablaba de un mapa de la depresión en México. Se trata de un mapeo realizado por Daniel Isita, profesor de economía del ITESO en Guadalajara, Jalisco.

Daniel usó bases de datos del INEGI para mapear tres variables: la tasa de depresión por cada 100 mil habitantes, la tasa de muertes por suicidio y la tasa de presencia de anorexia y bulimia nerviosa.

¡Este tipo de mapas y datos son de alto valor para quienes queremos aportar nuestro granito de arena para lograr un cambio!

Me llamó la atención el hecho de que se mencione lo siguiente:  “…podría haber una relación entre geografía y depresión en términos económicos, pues las tasas más altas se presentan en centros urbanos cuyo estilo de vida está vinculado a problemas de ansiedad y depresión”.

Es justo ahí donde creo que todos aquellos que estamos enfocando nuestra pasión y esfuerzo en el tema de Felicidad en el Trabajo en México podemos intentar hacer algo al respecto.

Es en los centros urbanos donde muchas personas pasan gran parte de su tiempo en el trabajo y, en vez de disfrutarlo, están padeciendo estrés, ansiedad y depresión. ¿Cómo podemos convencer a los líderes y empresarios para que en sus compañías se preocupen primero que nada por las personas que las conforman (empleados/colaboradores) a la par de que obtienen resultados positivos?

Decía Timothy Leary que  “…el mundo de los negocios puede ser la institución más poderosa para el cambio” y a nosotros en Neuva nos interesa ayudar a que los negocios sean motores de cambio en el bienestar y felicidad de sus colaboradores y a su vez en la comunidad.

Queremos que las personas encuentren la relación entre su trabajo y sus propósitos de vida para darle sentido a ambos. Sabemos que esto irremediablemente los conducirá a ser felices.

Por cierto, ¿te gustaría saber cómo aumentar la felicidad de los integrantes de tu equipo de trabajo?
Asiste a nuestro próximo “Taller Happy Team” para descubrir cómo tener equipos felices y productivos.

Escríbeme a ernesto@neuva.biz para más información del taller y/o de las diversas formas en que podemos ayudarte a mejorar los niveles de felicidad en tu empresa.

 

(Parte de la información fue obtenida de: https://www.mexico.com/nuestras-causas/mapas-de-la-depresion-en-mexico y https://twitter.com/daniel_isita )

 

¿Cómo hacer que tus propósitos de año nuevo agreguen bienestar a tu vida?

Martín Seligman, llamado el padre de la psicología positiva, considera en su modelo de bienestar 5 elementos, mismos que han sido base para la creación de modelos de bienestar de varias organizaciones.

 

El modelo se llama PERMA y hoy te voy a contar cómo podrás asegurar que este 2019 no falte ninguno de ellos:
P. Positivity (Positividad)
E. Engagement (Involucramiento)
R. Relationships (Relaciones)
M. Meaning (Significado)
A. Achievement (Logros)

 

1. Para agregar positividad en tu vida, busca un enfoque positivo y disfruta de cada paso, verás que incluso en las experiencias más duras hay algo que aprender y siempre algo de que reír. Agrega a tu rutina algo que te guste mucho y te haga sonreír.

 

2. Para que logres un nivel óptimo de involucramiento, necesitas enfocarte en el beneficio de aquello que haces. Mihaly csikszentmihalyi en su libro “flow” define la importancia de mantener equilibrados los desafíos que enfrentamos con el nivel de nuestra capacidad. Si te sientes continuamente ansioso busca un curso para incrementar tu capacidad, si te sientes aburrido o apático, agrega alguna mejora a tus procesos más comunes e incrementa el nivel de desafío. Mantente interesado, retado y preparándote.

 

3. Las personas importan, las experiencias compartidas cobran un valor incremental. Asegúrate de rodearte de personas con quién compartir cada experiencia y por qué no, incrementar tu capital social. Haz un nuevo círculo de amigos.

 

4. Dale significado a cada acción, todo lo que haces tiene un impacto en tu vida, incluso aquello que no te gusta tanto te ayuda a lograr cosas que son importantes para ti. Cada experiencia, cada vigencia forma parte de algo mayor que da sentido a tu vida. Agrega a tu agenda acciones significativas para ti. Haz algo por alguien o únete a una organización altruista. Dale un impulso al significado de tu vida.

 

5. Por último para incrementar la sensación de logro, comienza por ponerte metas. Tener claridad de las cosas que quieres lograr y hacer un plan sencillo para lograrlo te ayudará a sentirte en control de tu éxito.  Recuerda poner en tu agenda una revisión de cómo va avanzando tu plan de forma periódica, de esta forma será más fácil tener pequeñas celebraciones y disfrutar no solo el fin, sino cada paso del proceso.

 

Espero que estos elementos del bienestar te acompañen todo el año y que este 2019 sea uno de los mejores años de tu vida.
Me gustaría estar en contacto contigo, escríbeme a paulina@neuva.biz y platiquemos cómo vas con tus propósitos.

 

 

Photo by Cody Board on Unsplash

Cómo iniciar el hábito del ahorro

En estas fechas en las que estamos iniciando un nuevo ciclo, con nuevos propósitos que nos llevan
a adquirir nuevos hábitos, o cumplir sueños que probablemente necesiten recursos económicos,
seguro tendremos la necesidad de ahorrar.

Es importante que contemos con un “fondo de emergencia” para cubrir algún imprevisto y no vernos en el apuro de usar los ahorros que teníamos pensado destinar a otros fines.

El ahorro, como todo hábito, necesita constancia y una buena planeación, por lo que aquí te
comparto algunas ideas para que encuentres una estrategia que funcione para hacerte feliz:

  • Establece una meta. Es importante tener uno o más objetivos que sirvan de motivación,
    como querer realizar un viaje, comprar algo que has deseado o necesitas, o simplemente
    para incrementar tu patrimonio. Puedes dividir tus metas a corto, mediano o largo plazo.
  • Incluye el ahorro en tu presupuesto mensual. Haz un resumen de tus ingresos y gastos
    mensuales para determinar una cantidad fija a destinar para el ahorro. Es recomendable
    destinar el 10% de tus ingresos pero todo depende de las metas que tengas. Posteriormente, págate a ti mismo y ponlo como prioridad.
  • Registra tus gastos. Lleva un registro semanal de tus gastos y presta atención a los gastos
    menores que haces, generalmente es donde hay fugas más altas (cigarros, café, botanas, etc.).
  • Evita compras innecesarias. Toma conciencia y pregúntate si lo que quieres comprar es
    una necesidad o solo un deseo.
  • Define tu método. Prueba y elige lo que es mejor para ti. Comienza con pequeños pasos
    como una alcancía, contrata un seguro de ahorro o bien abre una cuenta que te de poco a
    poco intereses y que cuente con liquidez diaria o cada determinado tiempo.

El ahorro puede ser comparado con una dieta saludable: al inicio debes controlarte, los efectos
son visibles poco a poco, así que no pienses que es un sacrificio y gasta sabiamente.

Guardando en una cuenta de inversión y manteniendo la disciplina durante 5 años, la cantidad que
puedes alcanzar te sorprenderá.

La felicidad no te la da el dinero, sino el significado que esto tiene para ti. Ahorrar y esforzarte por algo más grande que pequeños placeres te da una satisfacción mayor y doble. Vive la experiencia de haberlo logrado.

 

Photo by rawpixel on Unsplash

La felicidad en la enfermedad

Cualquiera podría decir que uno no puede ser feliz si se está enfermo, ya sea porque no puedes salir a la calle o porque no te sientes con ánimos.

Les voy a contar justo lo que me sucedió la semana pasada:

Además de mi trabajo en Neuva, una de mis grandes pasiones es mi negocio de flores. Desde que las puse a la venta han sido un éxito, no he parado y estoy tan feliz por ello, sin embargo, después de semanas de arduo trabajo, de desveladas y mal pasadas, mi cuerpo dijo: ¡Basta!. Por lo que me debilité, pesqué un virus, me enfermé y terminé en la cama.

Bien dicen que de lo malo puedes sacar algo bueno. Tenía un libro que compré hace algunas semanas y que por falta de tiempo no había podido leerlo. La enfermedad me ayudó a hacer algo de lo que más disfruto: sentarme a leer un libro.

Me sentí contenta y en ese momento me cayó el 20 de que si no me hubiera enfermado, hubiera seguido con el mismo ritmo y no hubiera podido darme el tiempo de volver a hacer algo que también me gusta y que no es necesariamente trabajo.

La enseñanza que me dio la vida fue no esperar a tener una enfermedad para darle una pausa a nuestra pasión y  disfrutar de esas otras pequeñas cosas que nos hacen felices.

 

Photo by Owen Beard on Unsplash

6 consejos para trabajar desde casa

Hay a quienes les gustaría trabajar desde casa o a distancia. Sinceramente es muy bueno pero también hay una verdad clave en todo esto y ahí sí no todos están preparados e inclusive dispuestos a llevarla acabo: orden y disciplina.

Y es que una vez que estás trabajando desde casa es común que te pierdas en el tiempo y que se te haga fácil hacer ciertas cosas. Platicando con amigos han salido cosas como:

  • Desperté en pijama y me mantuve así todo el día.
  • ¿Bañarte, para qué si ni voy salir?
  • Me puse a checar algo del trabajo a horas totalmente fuera de lo común y me perdí trabajando.
  • En mi día de descanso iba a revisar solo un detalle y me seguí sin darme cuenta.
  • Mi primer y único alimento del día fue a las 6pm y no muy balanceado que digamos.
  • No tengo orden en casa ni en el trabajo.
  • Ya no salgo ni convivo.

Si estás por comenzar a trabajar desde casa o ya lo estás haciendo, te comparto estos 6 consejos que espero te sean de utilidad.

1) Duérmete temprano. Sin importarte que se burlen por que te vas a dormir a más tardar a las 10pm. Trata de dejar claras tus prioridades para el día siguiente y duerme al menos 8 horas.

2) Levántate temprano. Comenzar actividad desde temprano te permitirá aprovechar mejor el día. Lo ideal es que hagas algo de ejercicio físico y/o algún tipo de meditación y/o te des una baño para así estar con mayor vigor durante tus primeras y más productivas horas de trabajo. A mi me gusta ver el amanecer, me motiva e inspira.

3) Aliméntate bien. Ya que estás en casa, prepara tu propia comida y balancea tus alimentos. Evita quedarte sin comer por que se te fue el tiempo en otra cosa. Esto es la base de tu energía, estado de ánimo y rendimiento diarios.

4) Organízate. Utiliza agendas, calendarios, pizarrones y todo aquello que tengas a la mano para poner orden a tus días y actividades.

5) Combina lo laboral con lo personal. Cuando estés a mitad de algo que tengas que entregar del trabajo y te sientas estancado y/o con necesidad de desconectarte unos minutos, aprovecha para hacer algo de casa, ya sea cocinar, lavar unos cuantos trastes, poner una carga de lavadora, doblar ropa, etc. y así distraes tu mente de lo laboral mientras avanzas con algo de tu hogar.

6) Sal de casa. Tómate unos minutos al día para salir a un ambiente distinto y que te sea grato. Busca un espacio cercano al cual puedas ir aunque sea un momento y despejarte. Camina un rato y si tienes perro, háganlo juntos. Como el escritor que salía a pasear con su tortuga. En fines de semana convive con amigos y familia.

Platícame cómo te va, qué otros consejos darías o si te sentiste identificado con alguno de los comentarios de mis amigos. Escríbeme a ernesto@neuva.biz

 

Condiciones laborales en México

Hace un par de días me dí a la tarea de buscar información sobre las condiciones laborales en México. Tenía curiosidad de saber cómo estamos contra nuestros vecinos y que es lo que estamos haciendo mejor que los demás.

Luego de leer varias páginas y documentos de la OCDE, el BID y la UNAM, descubrí con tristeza que los últimos años no han sido los mejores para México en ese rubro.

Según el último Estudio de Mejores Trabajos del BID, México está ubicado en la 13a posición, sólo por arriba de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. De acuerdo a la última evaluación de la OCDE, México es el país en el que más horas se trabaja y , en contraste, se tiene la menor productividad por colaborador. Según un estudio de la UNAM, las condiciones laborales que tenemos son tan malas que podrían ser causa de diabetes.

Debo admitir que mi primera reacción al hacer este estudio fue de tristeza y enojo pero, al pensar de manera más profunda, me di cuenta que esto es sólo una gran oportunidad para hacer un cambio en el que tengamos grandes niveles de productividad, felicidad y salud y que, desde nuestras empresas, empujemos para que esos resultados cambien.

Desde mi punto de vista, no traemos en el radar el mejorar estas condiciones por tres principales razones:

  1. No sabemos cómo estamos
  2. No hay un incentivo evidente para mejorar
  3. No sabemos cómo mejorar

Tomando en cuenta estos tres puntos, he aquí mi propuesta para darle la vuelta a esos resultados.

1)  Para saber cómo estamos como país de acuerdo a las condiciones laborales, les comparto algunos artículos y documentos en los que me basé para hacer el análisis:

2) Algunos incentivos para mejorar las condiciones laborales:

  • El mejorar las condiciones laborales aumenta el compromiso de nuestros equipos. Al aumentar el compromiso, los tiempos muertos, las enfermedades y el ausentismo se reducen. Esto tiene un impacto directo en la productividad y en las ganancias de la empresa.
  • El tener buenas condiciones laborales reduce la rotación de los colaboradores. Según estudios, el reemplazar a un colaborador puede costar, en promedio, 10 meses de su salario.
  • El tener buenas condiciones laborales hace que la gente esté más feliz.

3) Te comparto algunas ideas de cómo comenzar a mejorar las condiciones laborales de tu empresa:

  • Comienza con lo más básico. Revisa si el lugar en el que se trabaja es seguro para los colaboradores y que no presente riesgos para su seguridad o su salud. Comienza platicando con ellos, pregúntales si ellos se sienten seguros y que ideas de mejora tienen al respecto.
  • Continúa con las herramientas. Revisa que tu equipo tenga las herramientas que les permitan llevar a cabo su trabajo de manera óptima. En muchas ocasiones hemos visto que los colaboradores se llegan a fabricar herramientas por temor a solicitar reemplazos. Esto, además de reducir su productividad puede ponerlos en riesgo. Pregunta si las herramientas y sistemas son los adecuados y analiza si puedes hacer mejoras a ellos.
  • Flexibilidad. Las nuevas generaciones buscan tener flexibilidad de horarios y de espacios de trabajo. Empieza por definir con claridad los objetivos que cada colaborador debe alcanzar. De esta manera, al tener claridad de lo que se espera, puedes ser flexible en horarios, espacios de trabajo y otros rubros.
  • Da claridad en su salario. No hay peor cosa que recibir un pago y que tenga descuentos que desconoces. El sentimiento es terrible y abre la puerta a que los colaboradores “se cobren” de alguna manera.

Espero que estos ideas te permitan iniciar el cambio en las condiciones laborales en tu empresa. Estoy seguro que, si todos empezamos a hacerlo, podremos llegar a ser el país en donde todo el mundo querría trabajar.

Me encantaría escuchar cómo están las condiciones laborales de tu empresa y si ya estás poniendo en práctica alguna de las ideas que compartí. Escríbeme a miguel@neuva.biz para intercambiar ideas.

¡Te mando un saludo!

 

¿Por qué haces lo que haces?

El jueves pasado platicamos del “Significado del trabajo” en nuestra miniserie “Conoce los pasos para tener un equipo feliz y productivo”.

En la miniserie estamos platicando respecto al como armar las bases de la estrategia de felicidad para tu equipo.

¡Nos vemos el próximo jueves 22 de noviembre a las 5pm!

Significado del trabajo

¿Te ha pasado que hay días en los que te cuesta levantarte para arrancar tu rutina e ir a trabajar? O ¿Has
visto miembros de tu equipo de trabajo que les cuesta regresar a trabajar después de ir a comer o
después de un puente o de un día de descanso?

¿Qué te levanta esos días? ¿Qué hace que valga la pena levantarte a trabajar y dar lo mejor de ti
cada día? Quizás lo primero que viene a tu mente es algo así como: por que necesitas el trabajo o
necesitas dinero, sin embargo, esa no es una razón tan fuerte como se cree.

Nuestro trabajo tiene muchos significados, si bien uno de ellos es el intercambio de nuestro
trabajo, horas, esfuerzo o capacidad por dinero, esa es la parte más transaccional. Si lo piensas a
detalle, el dinero obtenido no es más que papel, en si, lo relevante es en qué estamos
transformando ese dinero? En Experiencias, momentos, patrimonio, etc.

Cuando logramos vincular cada cosa que hacemos con un significado, eso nos ayuda a levantarnos,
a hacer incluso aquello que menos disfrutamos, así que si ves que alguien de tu equipo que está
perdiendo el enfoque o energía para desarrollar sus funciones puedes ayudarlo a hacer consciente
de todo lo que puede lograr gracias a efectuar de forma correcta su trabajo.

El significado de nuestro trabajo tiene tres dimensiones, la más básica tiene que ver con aquello
que podemos hacer gracias a la remuneración que obtenemos, el segundo nivel tiene que ver con
el impacto positivo que causa en nosotros el sentirnos realizados y útiles al poner en práctica
nuestras fortalezas y el tercer nivel es sobre el impacto positivo que pueden causar nuestras
acciones no solo en nuestro equipo de trabajo, sino en el cliente o quizás incluso en el mundo.

Es muy importante que no solo busquemos nuestro significado en el primer nivel, sino que nos
esforcemos por identificar los 2 niveles siguientes que tiene nuestro trabajo para encontrar
diversas formas de motivarnos y mantener el entusiasmo diario, ¿te imaginas el efecto que puede
causar esto no solo en tu desempeño, sino en tu bienestar y satisfacción personal?

Quieres saber más sobre cómo encontrar el significado de tu trabajo o ayudar a tu equipo a que le
de un nuevo significado al suyo, no te pierdas nuestra miniserie este jueves a las 5:00 pm en
FaceBook en donde Miguel nos contará sobre el tema y sus 4 componentes. Déjame tus
comentarios o escríbeme a paulina@neuva.biz

 

Photo by Manasvita S on Unsplash

La justicia salarial

Hace unos años, tomé una decisión que cambió mi vida por completo, renunciar a la empresa que amaba y en la que estuve colaborando por más de 18 años, para retomar mis estudios y seguir aprendiendo por un año en Irlanda.

Esta empresa tenía sueldos muy competitivos, la gente quería trabajar ahí y, ahora que estamos hablando de justicia salarial, quise compartirles lo positivo que ahí se ofrecía.

Me sentía muy orgullosa de pertenecer a esta compañía, en ella encontrabas crecimiento, el trato hacia los colaboradores era impecable, todos los gerentes eran llamados por su nombre, conocíamos sus historias, éramos una gran familia. Todas estas experiencias no las paga un sueldo, muchas veces la misma gente nos platicaba acerca de ex-colaboradores que deseaban regresar porque el trato ó el ambiente en sus nuevas empresas no era el mismo.

He escuchado muchas veces que mientras más ganas, más feliz vas a ser. En lo personal no creo que así funcione. Creo que para ser feliz debes buscar un puesto en el que lo que hagas tenga un significado, tener claro cuál es tu papel, tu propósito en la compañía, saber si sus valores empatan con los tuyos, lo mismo con los intereses personales. Si todo eso se cumple y te van a pagar, pues que mejor.

El tener un buen sueldo no es suficiente para quedarte en una empresa, muchas veces la calidad humana y el desarrollo que te ofrecen es más importante, lo valoras más que la cuestión económica. Puedes tener un salario elevado pero, si el trato es inadecuado o haces cosas que no están alineadas a quien eres, terminas sintiendo que traicionas a una parte importante de ti.

Encontrar una compañía en la que puedas divertirte, ser productivo, el ambiente sea agradable, te ofrezcan crecimiento y además te paguen un sueldo que corresponda a lo que estás realizando, es una de las mejores cosas que pueden sucederte en este mundo.

El día de hoy, en mi posición actual, tengo la oportunidad de observar la operación de varias empresas, me he percatado de cómo el que los colaboradores sepan con claridad cómo está compuesto su salario y que sepan cómo pueden acceder a una mayor remuneración está correlacionado a mejores resultados para la empresa. Si su sueldo cubre sus necesidades, el resto de sus preocupaciones disminuye.

Veo también que pocas empresas analizan a detalle este punto y se quedan solo con la idea de:
– “¿Y en otras empresas cuánto pagan?” – en lugar de analizar el valor generado por cada individuo.

Te invito a revisar si tus colaboradores conocen a detalle cómo está integrado su salario, si este es competitivo en el mercado y si saben cómo podrían acceder a una mejor remuneración. Te aseguro que, luego de hacer este análisis, tendrás una nueva óptica de cómo hacer que tus colaboradores se sientan mejor es sus posiciones.

¿Me cuentas cómo te fue? Escríbeme a lorena@neuva.biz

¡Saludos!

 

¿Sabes si tus colaboradores perciben que su salario es justo?

Hoy continuamos con la miniserie “Conoce los pasos para tener un equipo feliz y productivo” y hablamos de la justicia salarial.

Fue el episodio 2 de 6. En ellos estamos platicando como armar las bases de la estrategia de felicidad para tu equipo.

¡Nos vemos el próximo jueves 25 de octubre a las 5pm!