¿Cuántas personas hacen fila por tus productos?

Me impresiona como cada vez que hay un nuevo lanzamiento de Apple, las personas hacen largas filas para poder obtener los equipos el mismo día de su lanzamiento. Personalmente he vivido la emoción de saber que por fin estará a la venta un disco que espero. ¿Has pensado cómo es que estas marcas, empresas o personas, logran generar tal nivel de emoción en sus Clientes? ¿Crees posible que la personas hagan fila por tus productos?

Te quiero compartir las 3 claves del éxito en la comunicación que Apple utiliza y que pueden servirte para conseguir este efecto en tus Clientes.

1. Dispara con láser en lugar de escopeta.

Enfoca tu comunicación en tu Cliente ideal. no puedes ni debes intentar hablarle a todos. Si identificas a la persona correcta para tu negocio, tus comunicados tendrán mejores resultados. No se trata de volumen, sino de calidad a la hora de contactar a tus Clientes.

Pregúntate: ¿En dónde está?, ¿Qué lee?, ¿Qué escucha?

2. Entra en la discusión interna de tu Cliente.

Entiende a tu Cliente, tu comunicación será mucho más efectiva y eficiente. Si puedes comprender lo que más le duele o le preocupa, podrás lograr mayor empatía con él y emocionarlo cuando le des respuesta a sus inquietudes.

Pregúntate: ¿Qué piensa?, ¿Qué siente?, ¿Qué le preocupa?, ¿Qué problema quiere resolver?

3. Enfócate en ellos y no en ti.

Si comprendes bien quién es tu cliente y sabes lo que necesita, habla de él en vez de explicar lo bueno que es tu solución. Sabemos que eres el experto, pero, honestamente, a nadie le importa. Habla de lo que vas a poder hacer por tu Cliente con base en lo que comprendiste de él en el punto anterior. Comienza con el por qué, suma talentos incluso de diversas industrias que compartan tu por qué.

El fanatismo de Apple no es por la técnica de sus computadoras, teléfonos o dispositivos. El centro de su comunicación habla de ser diferente. Las personas no compran lo que haces, pero compran el por qué lo haces. Comparte el sueño. Encuentra el corazón de tu producto y conéctalo con el de tu cliente.

Pregúntate: ¿Por qué hago lo que hago?, ¿Qué diferencia quiero hacer en el mundo?, ¿Qué problema estoy solucionando?, ¿Qué estoy aportando de verdad?

 Si no estás seguro de quién es tu Cliente o qué es lo que le duele o le importa, te invito a que utilices una evaluación NPS (Net Promoter Score). Esta evaluación es muy sencilla, te dará información de verdad interesante, porque sabrás de primera mano que les les gusta o no de tus servicios. Ya sea que la retroalimentación que den sea positiva o negativa, siempre aprenderás que los mueve o emociona de tus productos y cuáles son sus principales dolores.

Para ayudarte a hacer esta evaluación con tus Clientes, te quiero obsequiar una cuenta de prueba del Sistema TuNetScore, con el que podrás evaluar a tus Clientes con esta metodología a través de dispositivos móviles.

Entra a www.tunetscore.com y da click en “Regístrate gratis”. Si necesitas apoyo sobre como configurar tu cuenta o realizar tus evaluaciones, no dudes en contactarme. Llámame al 9183 3913 o escríbeme a paulina@neuva.biz

Saludos!

4 comentarios
  1. JOSÉ LUIS QUIROZ
    JOSÉ LUIS QUIROZ Dice:

    Me encantan todas las historias a cerca de Apple, esta en especial me gustó porque Paulina la analiza desde el punto de vista de lo que se ofrece a los clientes, que no solo son cosas tangibles. ¡Que padre!

    Responder
    • Paulina López
      Paulina López Dice:

      Gracias por tu comentario Jose Luis!!! Luego de conocerte, sé que tu aplicas bien este concepto al buscar, como nosotros, multiplicar la felicidad. Los productos siempre resultan secundarios cuando logramos conectarnos de corazón a corazón.

      Responder
  2. Xavier
    Xavier Dice:

    Totalmente de acuerdo con las tres claves del éxito en la comunicación… pero yo agregaría un imprescindible factor de calidad y de responsabilidad social al ‘éxito’, ya que vender mucho y ganar grandes cantidades de dinero no siempre es bueno para la sociedad y digno de encomio… Los mejores negocios como los delitos contra la salud, la venta de promesas de una vida mejor (una vez que te mueres), la venta del voto que da sustento a la corrupción en la política, son ejemplos de que como Apple, no todo lo que venden es bueno. Apple explota el esnobismo y hace gastar de más a sus seguidores vendiéndoles la satisfacción de ser diferentes sin que ello sea siempre lo más práctico, al igual que el crimen organizado, las religiones y los partidos políticos venden lo que han detectado que la gente quiere o necesita escuchar…

    Responder
    • Paulina López
      Paulina López Dice:

      Hola Xavier, muchas gracias por tu comentario, a través de él puedo ver el impacto que una marca puede tener en la satisfacción de una persona, esa es la razón principal por la que MeRecomendarías existe, nuestro sueño es que las empresas retomen el enfoque en la parte humana de los negocios y construyan relaciones duraderas con sus clientes, colaboradores y proveedores y no solo transacciones.

      Transformar tu empresa en un hábitat de Satisfacción no necesariamente resultará en que las personas se sientan satisfechas, pero facilitará que esto suceda.

      Lograr que una marca tenga fans considero que es cruzar la barrera de lo transaccional y quizás por momentos hasta lo racional para hacerse personal y pasional.

      En mi caso, Apple ha sido un buen aliado, resolvió varios de mis problemas al crear itunes y a pesar de que personalmente no hago filas para tener sus últimos productos, me siento agradecida por su aportación a mi vida.

      Te comprendo y he vivido en carne propia la decepción de una marca hacia mi o hacia personas cercanas, ya sea como cliente, colaborador o aliado y se que estas experiencias pueden tener el poder de transformar un buen día en uno malo, así como un mal día en uno memorable.

      Está en nuestras manos, buscar los mecanismos para que se incrementen los buenos momentos y que los malos, pese a que existan, sean los menos, por que también recordemos que detrás de una marca hay personas que, como nosotros, pueden cometer errores y aciertos.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *