Cómo iniciar el hábito del ahorro

En estas fechas en las que estamos iniciando un nuevo ciclo, con nuevos propósitos que nos llevan
a adquirir nuevos hábitos, o cumplir sueños que probablemente necesiten recursos económicos,
seguro tendremos la necesidad de ahorrar.

Es importante que contemos con un “fondo de emergencia” para cubrir algún imprevisto y no vernos en el apuro de usar los ahorros que teníamos pensado destinar a otros fines.

El ahorro, como todo hábito, necesita constancia y una buena planeación, por lo que aquí te
comparto algunas ideas para que encuentres una estrategia que funcione para hacerte feliz:

  • Establece una meta. Es importante tener uno o más objetivos que sirvan de motivación,
    como querer realizar un viaje, comprar algo que has deseado o necesitas, o simplemente
    para incrementar tu patrimonio. Puedes dividir tus metas a corto, mediano o largo plazo.
  • Incluye el ahorro en tu presupuesto mensual. Haz un resumen de tus ingresos y gastos
    mensuales para determinar una cantidad fija a destinar para el ahorro. Es recomendable
    destinar el 10% de tus ingresos pero todo depende de las metas que tengas. Posteriormente, págate a ti mismo y ponlo como prioridad.
  • Registra tus gastos. Lleva un registro semanal de tus gastos y presta atención a los gastos
    menores que haces, generalmente es donde hay fugas más altas (cigarros, café, botanas, etc.).
  • Evita compras innecesarias. Toma conciencia y pregúntate si lo que quieres comprar es
    una necesidad o solo un deseo.
  • Define tu método. Prueba y elige lo que es mejor para ti. Comienza con pequeños pasos
    como una alcancía, contrata un seguro de ahorro o bien abre una cuenta que te de poco a
    poco intereses y que cuente con liquidez diaria o cada determinado tiempo.

El ahorro puede ser comparado con una dieta saludable: al inicio debes controlarte, los efectos
son visibles poco a poco, así que no pienses que es un sacrificio y gasta sabiamente.

Guardando en una cuenta de inversión y manteniendo la disciplina durante 5 años, la cantidad que
puedes alcanzar te sorprenderá.

La felicidad no te la da el dinero, sino el significado que esto tiene para ti. Ahorrar y esforzarte por algo más grande que pequeños placeres te da una satisfacción mayor y doble. Vive la experiencia de haberlo logrado.

 

Photo by rawpixel on Unsplash
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *