6 consejos para trabajar desde casa

Hay a quienes les gustaría trabajar desde casa o a distancia. Sinceramente es muy bueno pero también hay una verdad clave en todo esto y ahí sí no todos están preparados e inclusive dispuestos a llevarla acabo: orden y disciplina.

Y es que una vez que estás trabajando desde casa es común que te pierdas en el tiempo y que se te haga fácil hacer ciertas cosas. Platicando con amigos han salido cosas como:

  • Desperté en pijama y me mantuve así todo el día.
  • ¿Bañarte, para qué si ni voy salir?
  • Me puse a checar algo del trabajo a horas totalmente fuera de lo común y me perdí trabajando.
  • En mi día de descanso iba a revisar solo un detalle y me seguí sin darme cuenta.
  • Mi primer y único alimento del día fue a las 6pm y no muy balanceado que digamos.
  • No tengo orden en casa ni en el trabajo.
  • Ya no salgo ni convivo.

Si estás por comenzar a trabajar desde casa o ya lo estás haciendo, te comparto estos 6 consejos que espero te sean de utilidad.

1) Duérmete temprano. Sin importarte que se burlen por que te vas a dormir a más tardar a las 10pm. Trata de dejar claras tus prioridades para el día siguiente y duerme al menos 8 horas.

2) Levántate temprano. Comenzar actividad desde temprano te permitirá aprovechar mejor el día. Lo ideal es que hagas algo de ejercicio físico y/o algún tipo de meditación y/o te des una baño para así estar con mayor vigor durante tus primeras y más productivas horas de trabajo. A mi me gusta ver el amanecer, me motiva e inspira.

3) Aliméntate bien. Ya que estás en casa, prepara tu propia comida y balancea tus alimentos. Evita quedarte sin comer por que se te fue el tiempo en otra cosa. Esto es la base de tu energía, estado de ánimo y rendimiento diarios.

4) Organízate. Utiliza agendas, calendarios, pizarrones y todo aquello que tengas a la mano para poner orden a tus días y actividades.

5) Combina lo laboral con lo personal. Cuando estés a mitad de algo que tengas que entregar del trabajo y te sientas estancado y/o con necesidad de desconectarte unos minutos, aprovecha para hacer algo de casa, ya sea cocinar, lavar unos cuantos trastes, poner una carga de lavadora, doblar ropa, etc. y así distraes tu mente de lo laboral mientras avanzas con algo de tu hogar.

6) Sal de casa. Tómate unos minutos al día para salir a un ambiente distinto y que te sea grato. Busca un espacio cercano al cual puedas ir aunque sea un momento y despejarte. Camina un rato y si tienes perro, háganlo juntos. Como el escritor que salía a pasear con su tortuga. En fines de semana convive con amigos y familia.

Platícame cómo te va, qué otros consejos darías o si te sentiste identificado con alguno de los comentarios de mis amigos. Escríbeme a ernesto@neuva.biz

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *