10 Pasos para mantener un Hábitat de Satisfacción en tiempos Difíciles

mantener habitatHace aproximadamente 10 años me enfrenté a uno de los momentos más difíciles de mi carrera profesional. Mi jefe me llamó para decirme que tendría que reducir a la mitad mi plantilla de colaboradores. Me sentí muy inquieta, tenía 120 personas a mi cargo y ,en menos de dos meses, tenía que comprender cómo operar con solo 60 personas. Definitivamente las cosas no podrían seguir funcionando de la misma manera.

Te quiero compartir los 10 pasos que pasos que seguí y me ayudaron a salir adelante e incluso me ayudaron a ofrecer mejores condiciones para cada empleado y mejorar sus niveles de Satisfacción.

  1. Asegúrate que las personas que se quedan son las correctas para cada posición.
  2. Haz una reestructura organizacional que le permita a cada colaborador, de manera sencilla, comprender los nuevos retos que presentan sus cargos. Cambia los nombres de las posiciones resaltando esos retos. Por ejemplo: En lugar de ejecutivo de ventas, embajador de marca. De esta manera, el colaborador entenderá que el alcance de su posición es otro.
  3. Comunícate abiertamente con ellos. Coméntales lo duro que fue tomar la decisión de la reducción por parte de la empresa y que también para ti han sido tiempos difíciles. Levántales el ánimo diciéndoles que la tormenta pasó y ahora que ahora ellos serán el equipo que llevará a la empresa a un siguiente nivel.
  4. Fija objetivos claros para cada miembro del equipo. Explícales como pueden alcanzar sus metas y como estas impactan en los resultados de la empresa. Hazlo de manera sencilla y, de ser posible, con ayuda visual. Ayúdales a pensar como dueños.
  5. Empodéralos. Dales herramientas que les permitan tomar mejores decisiones de forma autónoma. Hazlos sentir en confianza a la hora de tomar decisiones.
  6. Habla con cada uno de ellos. Tómate el tiempo para hacerles saber por qué son especiales y que no se quedaron en la empresa por mero accidente. Identifica sus talentos, menciónalos y engrandécelos.
  7. Modifica su salario. Dales una forma clara de cómo acceder a compensaciones variables sujetas a resultados. Los mantendrás motivados y alerta.
  8. Asegúrate de alinear los componentes variables. Usa metas individuales, de área y por empresa para poder tener acceso a una bonificación. Esto te garantizará alineación y cooperación y te ayudará a evitar individualismo. (No metas goles, gana partidos).
  9. Haz una sesión semanal de reconocimiento de errores, un tipo fuck-up night en donde se cuenten errores cometidos. Todos pasen un momento agradable y aprendan a reír de si mismos pero a la vez aprendan de los errores de otro y disminuya el riesgo de volver a cometerlos.
  10. SUELTA LAS RIENDAS, CONFÍA. Una vez que tu equipo esté armado, deja que cada persona haga lo que tiene que hacer. Conviértete en un coach, un consejero y ve cómo las cosas fluyen de manera natural.

Pensar en un Hábitat de Satisfacción en buenos tiempos es fácil, pero también es posible lograrlo en los tiempos más duros de una empresa. Hay que perder el miedo a la transparencia y encontrar formas creativas de obtener lo mejor de las personas.

En otra ocasión te platicaré el proceso que seguí para asegurarme que las personas seleccionadas fueras las mejores y cómo, a pesar de tener menos personas, logramos incrementar los niveles de Satisfacción de nuestros Clientes y Proveedores.

Espero este post te sea de utilidad y te pido que, si has vivido alguna circunstancia similar nos la compartas en la sección de comentarios.

Saludos!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *